Al menos 10 miembros de la familia mormona LeBarón fueron asesinados en Chihuahua tras el ataque de un grupo del crimen organizado.

Algunos integrantes de la familia fueron asesinados, y algunos de ellos calcinados, mientras que cinco menores de edad permanecían desaparecidos anoche.

El activista Julián LeBarón confirmó que durante la tarde del lunes la familia partió de Bavispe, en el estado de Sonora, hacia la comunidad mormona de La Mora, ubicada en el municipio de Galeana, Chihuahua.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lamentó los hechos ocurridos, por lo que envió su pésame a toda la familia LeBarón.

“Envío un pésame, un abrazo a toda la familia LeBarón, es una desgracia lamentable porque pierden la vida niños inocentes y se va a hacer lo que en estos casos corresponde, es nuestra obligación recoger información para saber las causas y detener a los culpables“, mencionó el mandatario en su conferencia de prensa.

De acuerdo al Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, “el convoy pudo ser atacado por una confusión de grupos antagónicos que se disputan la plaza”.

Lafe Langford Jr. compartió en redes sociales un video del auto calcinado y escribió: “Somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y Estados Unidos, mientras estamos bajo el ataque de los cárteles”.

El titular de la SSPC informó que ya se investiga este hecho, en los que, dijo, “hay avances serios” y que, por el momento, de acuerdo con Julián LeBarón, “los acontecimientos no están vinculados a una cuestión familiar”.

Durazo Montaño informó que hasta el momento se reportan nueve personas fallecidas tras la emboscada: tres mujeres y seis menores; además hay otros seis infantes lesionado, una niña ilesa y otra más presuntamente desaparecida.