Gobernador de Sinaloa asegura que Culiacán ya está en paz

Quirino Ordaz, actual Gobernador de Sinaloa, comentó que a una semana de las balaceras durante el operativo para detener a Ovidio Guzmán López, hijo del ex narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán, «la vida está prácticamente normalizada».

Gobierno cede ante delincuencia organizada y libera al hijo de 'El Chapo' Guzmán

«Culiacán está llena de gente alentosa, prácticamente está normalizada la vida en la ciudad, el recuerdo, la vivencia, pero vemos para adelante; la vida sigue… nada se ha cancelado, incluso hay más cruceros turísticos, la vida está tranquila y estamos echados para adelante», dijo el Gobernador ante los medios.

Quirino Ordaz aseguró que el actual gobierno mantiene excelente coordinación con el gabinete de seguridad y actualmente cuentan con 600 elementos de seguridad y «la ciudad está en paz».

«Teníamos 600 elementos cuidando Culiacán, la ciudad estaba en paz, se dio este evento y lamentablemente seguramente el desplazamiento de traer elementos se iba a llevar, dos tres horas más», comentó.

Balaceras en Culiacán

El gobernador dijo que el operativo para capturar al hijo del ex líder del cártel de Sinaloa los tomo «por sorpresa» y aclaró que no estaba enterado del mismo.

«Este suceso tan condenable que nos llena de impotencia de coraje, nos tomó por sorpresa, yo no estaba enterado, sucedió, fueron muchas horas de mucha zozobra, veíamos a la gente correr, disparos, fue muy difícil y angustioso momentos los que se vivieron»


 

Te podría interesar: