En Morena la grilla está a todo lo que da y hoy Adrián presumirá sus logros…

84

Alfil de Rey F1 a C4.- Donde la grilla política se esta poniendo muuuyy interesante es en el municipio de Santiago, pues varios actores ya andan muy acelerados.

Por un lado esta el exdiputado Gamaliel Valdez, quien ya grito a los 4 vientos que sí quiere ser alcalde y que los líderes de Morena se la prometieron; la bronca es que al hoy legislador local, Marco González, también se la prometieron hace un par de años, como premio para que abandonara el PRI.

Dado que ni Gamaliel ni Marco son amigos, se andan grillando mutuamente con los líderes Morenos; para zanjar el tema, los meros meros del partido decidieron que se haga una consulta abierta a ver quién es el gallo, quién realmente si es de Santiago y quién realmente ha hecho jale de tierra. ¡Haga sus apuestas!

————————————————-

Reyna Blanca D1 a H5.- Ya que andamos por los terrenos morenistas, tal como le habíamos adelantado hace algunos días, llegó el momento de que los diputados locales eligieran bando de a quién apoyar, entre Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo, para la dirigencia de Morena.

Según dicen las lenguas de víbora, ayer dejaron ver su simpatía por Delgado, el coordinador de diputados locales, Ramiro González, y los legisladores Delfina Beatriz de los Santos, Marco González y Melchor Heredia.

Sin embargo, también dejaron ver que no apoyarán este proyecto, los ausentes Julia Espinoza de los Monteros, Luis Armando Torres y Celia Alonso Rodríguez. Una vez más la bancada de Morena está fracturada.

————————————————-

Reyna toma peón H5 a F7.- Ya de salida hoy a medio día será el quinto informe de actividades que encabeza Adrián de la Garza, como alcalde de Monterrey.

Le adelantan a este humilde pica teclas que los principales temas que presumirá, son el descenso en la deuda heredada y las finanzas sanas de Monterrey; la reducción e la inseguridad y la reconstrucción de un titipuchal de calles con sus programas de bacheo y vialidades regias. ¿A poco si trabajó tanto?

¡Jaque Mate!, nos leemos mañana.