Gradúa DIF Guadalupe a jóvenes con discapacidad

125

A través de una caravana de vehículos y un set de fotos para graduación, seis jóvenes con discapacidad fueron reconocidos en su domicilio concluir su Taller de Repostería en Guadalupe.

El evento fue organizado por personal del Centro de Atención a Personas con Discapacidad (CADI), la Alcaldesa Cristina Díaz, y el Presidente del DIF Guadalupe, Tomás Montoya, acudieron a los sectores Valles de Guadalupe, Xochimilco y Santa María, donde felicitaron personalmente a los graduados y a sus familias.

Con el certificado obtenido, Cristina Díaz aseguró, impulsa la inclusión social y laboral de los usuarios del CADI.

El curso lo realizaron en el Centro de Atención a Personas con Discapacidad, por el cual recibieron el diploma y un pastel para celebrar con sus familias.

“Estamos muy orgullosos de cada uno de ellos porque decidieron capacitarse en un oficio importante, que les permitirá trabajar desde casa y además del autoempleo hay muchas empresas que convocan a la inclusión y seguramente les darán un espacio para laborar”, expresó Díaz.

Alondra Monserrat Moreno, Mario Alberto Quintana Zamora, Kevin Josue Torres Martínez, Víctor Hugo Castillo, Paola Silva Martínez y Daniel Sánchez Casanova, son los 6 alumnos que desde septiembre del año pasado iniciaron las clases de repostería.

La edil visitó los domicilios de los graduados, que visiblemente emocionados disfrutaron la caravana de automóviles con el personal del DIF y sus maestros, que los felicitaron por el logro alcanzado.

Por su parte, las mamás de los graduados agradecieron el apoyo brindado por el DIF Guadalupe y la Alcaldesa, asegurando que la capacitación que recibieron sus hijos les permitirá avanzar para ser autosuficientes.

“Me siento muy contenta, porque él no maneja mucho las texturas y con el paso de las semanas empezó a manejar muy bien la masa y le gusta mucho hacer pay de queso”, comentó entusiasmada María de Jesús Martínez, mamá de Kevin Torres.

“Feliz por esta oportunidad para que mi hijo aprenda un oficio, es muy grato para los padres tener este impulso para que personas con discapacidad puedan tener un desarrollo personal para salir adelante y ser autosuficientes e incluso colocarle en algún centro de trabajo”, consideró Claudia Zamora, madre de Mario Alberto Quintana.

El Centro CADI Guadalupe brinda además terapia física, ocupacional, de lenguaje, orientación y movilidad, desarrollo de la vida diaria, psicología y apoyo escolar, así como cursos de computación y taller de Braille.