Sesiona Congreso de Nuevo León, se enfrentan diputadas

Se pelan diputadas por romper el pacto que habían hecho de no acudir a trabajar, este lunes, en apoyó al movimiento “El 9 nadie se mueve”

177

A pesar que las diputadas locales habían decidido unirse al paro nacional de mujeres, 3 de ellas decidieron romper el pacto por lo que asistieron, este lunes, a la Sesión Ordinaria de actividades legislativas.

Este actuar causó el enojo de la diputada del PT, Guadalupe Rodríguez, quien estaba en la planta baja del Congreso local, encabezando una protesta contra la violencia de género.

Al enterarse de la asistencia de sus compañeras, Rodríguez subió al pleno y comenzó a reclamar la traición, por lo que les exigió que abandonaran el pleno y rompieran quórum.

“Vemos con mucho desencanto y tristeza que compañeras que son luchadoras auténticas rompan un pacto, un acuerdo que tuvimos entre las legisladoras… Pido que las compañeras diputadas abandonen la sesión y este pleno se dé por terminado, que se declare que no hay quórum, quiero hacerles esta invitación, que no pasemos a la historia con una mancha en este día”, dijo la pietista Guadalupe Rodríguez.

Ante estas palabras, la diputada de Morena, Julia Espinoza de los Monteros, una de las asistentes, comenzó a lanzar indirectas desde la tribuna y pidió respeto a su decisión de legislar el día de hoy.

“Mi respuesta es amablemente para la diputada Lupita Rodríguez que nos hizo una invitación a un paro, quiero decirles sin falsedades, ni dobles discursos, como muchas lo hacen, que yo si soy feminista, yo sí estoy de acuerdo con el paro”, acusó.

Cabe mencionar que el Congreso de Nuevo León cuenta con la paridad de género, que es 50 por ciento hombres y 50 por ciento mujeres; es decir que son 21 diputadas y 21 diputados.

Este lunes acudieron al pase de lista 20 diputados hombres y se presentaron las legisladoras Celia Alonso, Beatriz de los Santos y Julia Espinoza, con lo cual se completaban 23 presentes y el quórum mínimo que el Reglamento del Poder Legislativo exige.

Al ver que las mujeres no darían su brazo a torcer, los diputados del PRI y de MC, encabezados por Francisco Cienfuegos y Luis Donaldo Colosio, respectivamente, decidieron reventar el quórum al abandonar la sesión, por lo que se dio por terminada la sesión.