Jaque Mate por El Ajedrecista

390

AMLO protege sus proyectos y reactiva empresas para que puedan construirlos; a Miguel Treviño le reclaman que suspenda todas las obras; más casos de despido injustificado en el INEGI y Chefo se pone a jalar contra el Coronavirus

Peón de Rey E2 a E4.- El que ayer recibió duras criticas fue el alcalde de San Pedro, Miguel Treviño de Hoyos, por suspender todas -y hablo de todas- las obras en proceso o por iniciar en el municipio.

El edil se respaldo diciendo que es por disposición del Gobierno Federal, en aquella controversial declaratoria de emergencia que hizo el 30 de marzo y cuyos lineamientos se publicaron el 31.

El problema en todo esto, es que después de que Miguel se aventara el tiro de suspender toda construcción, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mandó publicar que sus obras de DosBocas, del Tren Maya, Aeropuerto Felipe Angeles, el Corredor Transístmico, las obras de PEMEX y de CFE, esas si podían continuar y si había empresas trabajando para las mismas, también podían seguir laborando.

Ya se imaginará que se le fueron a la yugular a Treviño, pero bueno, hay que entender que el Presidente de México puede hacer lo que se le venga en gana y un Presidente Municipal, pues no ¿o sí?

————————————————-

Alfil de Rey F1 a C4.- Ya que hablábamos de AMLO y la reactivación de sus obras, el que ayer hizo una reflexión interesante sobre el tema fue el ex diputado Hector Gutierrez de la Garza.

Porque mientras cientos de empresa están obligadas a cerrar y sino, las multan, clausuran y queman mediáticamente, pues las empresas que trabajen para los proyectos favoritos del Prejidente, esas sí pueden continuar.

Palabras más, palabras menos, el priista dejaba entrever que el Gobierno estaba actuando de forma discrecional en torno a qué actividad sí afecta a la salud y cuál no, sobre todo porque la decisión que se estaba tomando, no era mirando actividades, sino proyectos.

“Entonces, según el tipo de proyecto se afecta o no la Salud?”, preguntó Gutiérrez de forma retórica.

————————————————-

Reyna Blanca D1 a H5.- Se acuerda que el 1 de abril le platicábamos en este mismo espacio que muchos encuestadores del INEGI fueron despedidos de manera arbitraria, a pesar de que la orden del Presidente fue que nadie se quedaría sin empleo durante la crisis de Coronavirus.

Pues a este Ajedrecista le llegan más detalles, para aquellos incrédulos que aseguraron que el censo se terminó en marzo y por eso los despidieron a todos.

Según explican varios de los mismos afectados, junto al conteo de población y vivienda se estaban llevando a cabo la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, de Confianza del Consumidor, de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares y sobre Salud y Envejecimiento en México.

Varias de estos levantamientos de datos concluirían por ahí del 20 de abril y la gran mayoría hasta el 31 de mayo, solamente el de Población y Vivienda concluyó el 31 de marzo; es decir que a la gran mayoría de estos encuestadores les quedaban entre 1 y 3 quincenas por cobrar y sin decir agua va los despidieron, eso sí, con la promesa de que en algunos meses los recontratarían.

La pregunta que sigue en el aire ¿y esas personas de qué van a vivir, con qué van a comprar comida?, si ahorita ni oportunidades de empleo hay.

————————————————-

Reyna toma peón H5 a F7.- Quien sorprendió gratamente porque está tratando de ponerse al dia en el tema del combate al Coronavirus, fue el alcalde de San Nicolás, Zeferino Salgado.

Después de que este Ajedrecista le informara en días pasados que el alcalde andaba desaparecido y muchos ciudadanos reclamaran su presencia a través de sus redes sociales, parece que el edil reaccionó y le metió el acelerador.

Tan solo ayer anunció la instalación de 10 túneles sanitizadores y puso el primero en marcha ahí en la clínica 6 del IMSS.

Hoy amanece cerrando filas con la Camara de restauranteros para que el gremio no caiga en quiebra e implementar esquemas de apoyo. Bien por el alcalde y a meterle acelerador.

¡Jaque Mate!, nos leemos mañana.