Jaque Mate por El Ajedrecista

1325

La “emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor” que no existe y el Bronco que se convirtió en el mejor vendedor de cerveza en menos de 24 horas

Reyna Blanca D1 a H5.- A lo largo de los últimos días se han escuchado un gran cumulo de mentiras -o verdades a medias, que para fines prácticos son mentiras- sobre la declaratoria que hizo el Gobierno Federal en torno al Coronavirus COVID-19.

Este Ajedrecista consultó con varios litigantes para saber porqué tanto estire y afloje sobre este tema y el meollo del asunto es que el gobierno de Andrés Manuel Lopez Obrador inventó una declaratoria que para fines jurídicos equivale a nada.

Ahí le voy; el canciller Marcelo Ebrard leyó el documento que le dieron y emitió la declaratoria de -ponga atención- “emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor”.

Este término, es sacado de la manga, no existe en nuestro marco normativo. Es una invención del Gobierno y provoca un espantoso galimatías jurídico, en donde los empresarios no saben qué hacer, los empleados no saben cómo defenderse y ningún gobierno estatal, ni municipal sabe cómo operar.

En el mejor de los casos, lo que el gobierno de AMLO pretendía, supone este humilde servidor, era hacer una declaratoria de -vea la diferencia- “contingencia sanitaria”, así, sin apellidos.

Podrían muchos pensar, ¡que exagerado!, pues es casi lo mismo.

Para fines jurídicos no; porque la mamarrachada que se inventaron en el Gobierno Federal dejó indefensas a cientos de miles de empresas que sí saben cómo proceder ante una ‘contingencia sanitaria’ porque la Ley Federal del Trabajo así lo marca a lo largo de sus mil 10 artículos y sobre todo en el 42 Bis; pero quién demonios sabe qué se hace en una ‘emergencia sanitaria por causas de fuerza mayor’.

Le aseguro que ni el mismo gobierno que la inventó, porque están dando palos de ciego y AMLO está manejando el tema a como es su costumbre, sin sustento legal alguno.

Quizá por eso el Prejidente no quiere soltar dinero, ni avalar incentivos para las empresas, porque sabe que inventó una declaratoria; y cómo justificaría legalmente apoyar a los productores de empleo.

Más grave todavía, cómo aplican los empresarios el artículo 429 fracción IV, el cual de forma textual dice: “La suspensión de labores o trabajos, que declare la autoridad sanitaria competente, en los casos de ‘contingencia sanitaria’ (…) el patrón no requerirá aprobación o autorización del Tribunal y estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder de un mes”.

Y del lado de los trabajadores, cómo se defienden si los despiden, finalmente la “emergencia sanitaria por causas de fuerza mayor” no existe, equivale a nada; con qué argumento reclaman que debían darles un salario mínimo.

El problema, como seguramente ya se dio cuenta, llegó cuando no se declara ‘contingencia sanitaria’, sino que se inventan una declaratoria con nombres y apellidos rimbombantes, para sentirse bien fregones.

————————————————-

Reyna toma peón H5 a F7.- Entre los damnificados de esta invención, obviamente, estuvo el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, a quien lo convencieron que Heineken iba a parar la producción de cerveza y si decir agua va, se la soltó a los medios, provocando el pánico correspondiente a un estado de población cervecera.

Qué sigue faltando en todo este entuerto, como le decía ayer, que Heineken salga a decir que ya no fabricará cerveza, ¿acaso usted a escuchado o leído que digan algo oficialmente?

Con decirle que ya muchos sospechosistas andan diciendo que El Bronco le hizo el favorcito a la empresa mexicano – holandesa para que se recuperaran, económicamente, de los cierres de antros, bares y cantinas.

Una vez con efectivo en la cartera, irles a pedir unos cheques bastante jugosos para sumarlos al fondo de combate al COVID-19 ¿será?

¡Jaque Mate!, nos leemos el lunes.