Jaque Mate por El Ajedrecista

422

Inspectores de Comercio que parecen mamarrachos, el alcalde Adrián de la Garza convierte a Monterrey en un régimen de excepción, la papa caliente de la Ley Seca y el sospechosismo detrás de Heineken

Peón de Rey E2 a E4.- Tremendo susto se llevaron ayer los oferentes de los mercados rodantes de Monterrey, pues sin previo aviso, llegaron supuestos inspectores del área de Comercio municipal y con amenazas e insultos los obligaron a no instalarse y retirarse de los puntos de trabajo.

Hago hincapié en supuestos, porque según le platican a este Ajedrecista, los ‘funcionarios’ (si así se les puede llamar) parecían mamarrachos salidos de una cantina barata (y no lo dude que de allá venían porque era muy temprano), no portaban documentos oficiales, ni logotipos del municipio y el trato hacia personas decentes que tienen un modo decoroso y honrado de subsistir, fue grosero, déspota y hasta violatorio de sus garantías constitucionales.

Qué triste que el alcalde Adrián de la Garza Santos tenga este tipo de personas en su administración y más triste todavía, que los sujetos hablen a nombre de él, porque el recuerdo que dejó en cientos de comerciantes es que a él no le importa un cacahuate los derechos de los habitantes que gobierna.

Tal pareciera que el alcalde no entiende que una emergencia sanitaria no equivale a un estado de excepción, no se pueden pisotear los derechos humanos y constitucionales de las personas, por el simple hecho de darle la gana al edil.

Hay formas de hacer las cosas y ayer, estos palurdos, demostraron que al alcalde no le importa pisotear a quién sea.

¡Viva México!, ¡viva la anarquía!, ¡vamos todos a violar la ley!, si esas son las condiciones, porque es evidente que los encargados de hacer respetar nuestras leyes les vale un soberano cacahuate.

————————————————-

Alfil de Rey F1 a C4.- Por si usted llegase a pensar y porqué tanto pancho por comerciantes de mercados sobre ruedas, la respuesta es ¡porque no fueron los únicos!; este ultraje de garantías individuales se repitió más tarde con los locatarios de la Plaza de la Tecnología.

Uniformados de la Policía de Monterrey y de la Fuerza Civil, los despojaron a la fuerza de sus puntos de trabajo y el que quizo rescatar sus cosas, recibió amenazas de que sería arrestado hasta por 36 horas.

Este Ajedrecista no está de acuerdo con los besos y abrazos del Presidente de México, Andres López Obrador, pero al menos, al señor Peje le importa no pisotear los derechos que tenemos cada uno de los mexicanos y busca que las cosas se hagan con sensibilidad y sobre todo respeto.

Qué triste que ayer el alcalde, ni si quiera diera la cara para aclarar si va o no a sancionar a estos malos policías y a sus pésimos inspectores de comercio, porque al guardar silencio, se vuelve complice. Tome nota para el 2021.

————————————————-

Reyna Blanca D1 a H5.- Ya que andamos en este terreno del Coronavirus Nuestro de Cada Día, al que ayer le temblaron las piernitas fue al Gobernador del Estado, Jaime Rodríguez Calderón, a la hora de hablar de una posible Ley Seca.

Lo Bronco no se vio por ningún lado con este tema y mejor le aventó la paleta a los alcaldes para que sean ellos quienes decreten o no, esta medida.

Claro que apenas lo dijo y los sospechosistas luego, luego, empezaron a tejer sus telarañas y entre los planteamiento que llamaron la atención de este humilde pica teclas fue una pregunta: ¿a quién le toca autorizar las licencias de venta de alcohol? Pues sí, al Estado, porque los municipios nada más entregan anuencias.

¿Cuál es el meollo del asunto?, se preguntará usted, pues según dicen, al Bronco le ha ido tan bien en este manejo de la crisis sanitaria y sus puntos han subido de una forma como ni el mismo soñó que ocurriría, que no quiere echarse encima a la raza, otra vez, con desiciones impopulares.

Así que la cosa más fácil fue sugerirles a los alcaldes -como él mismo lo dijo- que apliquen una Ley Seca y que sean ellos los que carguen con el tamal completo. Vivillo el muchacho.

————————————————-

Reyna toma peón H5 a F7.- Ya de salida, le comento que hay mucho ruido en este tema de la venta de cerveza y sobre todo muchas especulaciones, porque desde Nuevo León surge el mensaje de que ya no se fabricará más cheve; ojo, desde Nuevo León, no de la Ciudad de México, como debería de ser.

Y lo más extraño aún, es que las empresas que la fabrican no han dicho ni pío.

Imagínese que por toda la Internet ya circulan hasta memes que aseguran que “esto es un complo”, como dijera aquella frase celebre, para que las empresas cerveceras vendan su producción completa en pocos días, adelantándose su agosto. ¿Será?

¡Jaque Mate!, nos leemos mañana.