Jaque Mate por El Ajedrecista

464
FOTO: Alma de la Rosa Fores / Cortesia.

El Coronavirus nuestro de cada día capítulo diez mil, de maestros preocupados por sus descansos, abogados en la incertidumbre y panistas que no tienen ganas de jalar…

Peón de Rey E2 a E4.- En el Coronavirus nuestro de cada día, parece que aún no acabamos de ver todos los daños que este virus puede hacer a nuestra sociedad.

Ahora les toca el turno de sentir calosfríos a los litigantes; y es que después de que ayer la Suprema Corte de Justicia de la Nación suspendiera actividades por completo, es cuestión de horas para que el Consejo de la Judicatura haga lo mismo y adiós Poder Judicial, por al menos 30 días.

Usted dirá, así lo están haciendo todos, es para evitar contagios. Pues sí, solamente que hay muchos abogados que cobran por moción presentada, audiencia celebrada o caso concluido, es decir que si no presentan nada, no hay audiencias y no se pierden ni se ganan casos, simplemente no cobran. Imagínese usted un mes sin cobrar salario. ¡Ahijoesu!

Que conste, no estamos viendo el tema del Coronavirus desde el punto de vista mercantilista, sino desde el punto de vista de la realidad que vivimos, donde una gran cantidad de regios no cuentan con trabajos de planta, sino que son independientes, informales, carecen de prestaciones, son por honorarios, etcétera; y si no trabajan esos días, pues nadie se los va a pagar.

————————————————-

Alfil de Rey F1 a C4.- Otro gremio que anda dando palos de ciego son los maestros, ya que tanto los de la sección 21, como de la 50 del SNTE ayer fueron a demandarle al Gober que los incluyera en el paro de labores, porque todo mundo informó de los alumnos, pero y los maestros y el personal administrativo qué.

Lo que los catedráticos no sabían es que el Dronco, como dice el amigo Makiavelo, tenía otros planes para ellos y es que desde ayer les empezó a pedir que antes de tomarse unos días de descanso, primero presenten una propuesta de trabajo para los menores que se encuentran en casa; palabras más, palabras menos, les solicitó que le pusieran tarea para un mes a los chamacos.

Claro que como esto implica un montón de chamba y muchos de los maestros ya se hacían tomando sol en su azotea recetándose una ‘Corona’ pa’l virus, bien helada, pues luego luego empeazarón a grillar que para qué tanta tarea, si luego ni la van a hacer los chamacos.

Por lo visto quien no se ha dado cuenta que esto no son vacaciones, sino que se trata de impedir la propagación del virus, son los maestros; ojalá cambien de actitud. Le seguiremos informando.

————————————————-

Reyna Blanca D1 a H5.- Hablando de otros que no quieren trabajar, son los diputados federales del PAN, quienes ya avisaron que no se presentarán a las sesiones del Congreso de la Unión.

La realidad es que muchos políticos hablan de solidaridad y trabajo con las autoridades y evitar ser fuente de contagio y bla, bla, bla.

El chiste aquí es que muchos los están viendo como unas largas vacaciones pagadas y andan buscando a dónde pueden irse a pasear, aprovechando que los vuelos casi cuestan un peso a donde quieras.

Y no crea que me ofende el punto, si los diputados federales del PAN quieren andar de pachanga, pues no hay bronca, pero que de perdida le disimulen tantito, tal como le hicieron los legisladores locales de Nuevo León, quienes para no ser criticados, pusieron sobre la mesa la posibilidad de prorrogar el periodo ordinario hasta por 30 días, misma cantidad que perderían por la epidemia.

Para que vea la diferencia, los panistas federales nada más hablan de no ir a sesión, pero no dicen cómo le van a recuperar a la población esas horas que no trabajarán, pero vaya que si las cobrarán.

————————————————-

Reyna toma peón H5 a F7.- Cambiando de rumbos pero siguiendo con la pandemia de moda, ayer más de un alcalde se sorprendió gratamente al entrar a Palacio de Gobierno.

Resulta que en la entrada había un filtro de policías, supuestamente bien capacitados –digamos que si-, pidiendo de forma muy amable a los Presidentes Municipales que se pusieran gel y mientras se lo untaban le preguntaban si se sentía bien, si traía tos o algún resfriado y de repente, zaz que le ponían un termómetro en la frente.

La instrucción de los uniformados era, si alguien sale por arriba de 38 grados tiene fiebre y hay que reportarlo, si sale de 35 a 37 anda bien y puede pasar.

Si bien el tema agrado a varios de los alcaldes que se dejaron someter a la pequeña prueba, a varios se les escuchó decir que ojalá fuera una medida duradera y no solo para la foto. ¡Upsss!

¡Jaque Mate!, nos leemos mañana.