¿Tomas refresco y fumas? Conoce el daño que le hace a tu cuerpo

54

A la mayoría de las personas les encanta tomar refresco, pero tomarlo conlleva riesgos y efectos secundarios que pueden afectar la salud.

Estos riesgos se saben desde hace mucho tiempo, pero un estudio reciente encontró que el hábito de consumir más de una lata de esta bebida al día, puede causar hígado graso.

Laurence Serfaty, profesor del Hospital Universitario de Estrasburgo, explicó que además de los factores metabólicos como la obesidad o la diabetes que pueden llevar a padecer esta enfermedad, otros factores tanto de la alimentación como ambientales pueden afectar negativamente a la salud del hígado.

giphy

El experto especificó que consumir alcohol, aunque sea de forma moderada, y el tabaquismo son dos comportamientos que también pueden desatar la afección hepática.

¿Qué es el hígado graso?

La enfermedad del hígado graso puede definirse de manera general como la condición en la que este órgano encargado de digerir los alimentos y eliminar toxinas, acumula grasa.

Existen dos tipos de hígado graso, el alcohólico y el no alcohólico. A su vez, este último se categoriza en dos:

  • Simple: Condición en la que la grasa en el hígado no causa inflamación o lesiones en las células y permite el funcionamiento correcto del hígado
  • Esteatosis hepática no alcohólica: en la que el órgano se inflama y sufre lesiones que pueden causar fibrosis o cicatrización y en caso graves, cáncer o cirrosis.

giphy

Si deseas dejar el refresco, sigue los siguientes consejos:

  • Reduce su consumo poco a poco
  • Combínalo en un vaso con agua
  • Empieza a contar sus calorías
  • Aléjate de las cosas que te inciten a beber refresco
  • Bebe antes un vaso con agua
  • Compra refrescos sin azúcar

 Te podría interesar: