Hasta la fecha no se ha encontrado el verdadero motivo de porque existen las personas homosexuales o bisexuales, sin embargo, hay mucha gente que afirma que la orientación sexual se puede elegir.

Eso mismo dijo la psicóloga Rita Strakosha, quien afirma que los hábitos alimenticios son capaces de hacer que una persona se convierta en homosexual, ya que alimentarse de comida chatarra crea una deficiencia vitamínica y esto a su vez causa desequilibrio en las hormonas sexuales.

Quizá te estás preguntando qué tienen que ver las hormonas sexuales en todo esto, pues Strakosha sostiene que el nivel de estrógenos y testosterona en los individuos es determinante con respecto a la atracción sexual y afectiva que tienen hacia otra persona, pues de estos dependería la masculinización y a feminización.

Estos estudios no están verificados por ninguna institución de investigación, académica o científica, ce centran en comparaciones de datos sacados de contexto.

Por otro lado, Strakosha destaca que “la presencia de la homosexualidad aumenta con la agricultura”, sobre todo entre las clases sociales más favorecidas, pues según argumenta, los integrantes de estas eran quienes más se beneficiaban y podían consumir más alimento y con más calorías.

Strakosha también afirma que el cambio climático es causante indirecto de la homosexualidad, pues informa que ha privado de nutrientes como el Zinc a los alimentos, lo cual favorece los desequilibrios hormonales.

Causas de la homosexualidad según Strakosha:

  • Las enfermedades hepáticas crónicas como el hígado graso.
  • Rechazo de una persona del sexo opuesto durante la adolescencia.
  • Ver pornografía heterosexual y masturbarse.
  • Malas experiencias sexuales.
  • Falta de sueño.

Dieta para ‘curar’ la homosexualidad según Strakosha

La psicóloga recomienda una dieta baja en azúcares, harinas y grasa, además pide que aumenten el consumo de alimentos crudos, lo cual es ideal para alejarse de los ‘sentimientos homosexuales’.

Cabe aclarar nuevamente que el documento del que aquí hablamos no tiene un sustento científico, no realizó pruebas propias y utiliza datos de investigaciones previas sacadas de contexto.


Te podría interesar: