Por más que las autoridades estatales busquen justificar la mala calidad del aire que se ha agudizado en los últimos días, a pesar de la baja carga vehicular, la nube de contaminación que tapa los cerros emblemáticos de Nuevo León no miente.

Aunque en días pasados predominaba un riesgo de salud moderado a alto, hoy 26 de marzo, 11 de las 13 estaciones del Sistema de Monitoreo Ambiental (SIMA), marcan un índice malo en el aire y un riesgo alto en salud, siendo la estación Obispado la que contiene mayor concentración de partículas PM25.

Tan solo la zona de San Bernabé y García mostraron regular calidad del aire con una saturación de partículas PM10. Ni una estación fue color verde.

Como la contaminación no se puede ocultar, usuarios en twitter empiezan a postear fotos del cielo de diferentes partes del Área Metropolitana,atendiendo al llamado de una cuenta que pidió tomar fotos del cielo.