Pide Cienfuegos sancionar a Colegios que exigen pagos extraordinarios

99

El Coordinador del Grupo Legislativo del PRI, Francisco Cienfuegos, denunció que escuelas privadas están exigiendo a padres de familia la compra de útiles escolares, uniformes y el pago de servicios educativos extraordinarios, a pesar de que el inicio de clases será en línea, por lo que demandó la inmediata intervención de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) para que sancione estas prácticas.

 

Además, pidió al delegado de la PROFECO en Nuevo León, Aarón González Vázquez, para que, en coordinación con las autoridades educativas, se realicen las inspecciones y se tomen las medidas necesarias para que los colegios privados no abusen de los padres de familia que están viviendo una situación económica difícil a consecuencia de la contingencia sanitaria.

 

“Está anunciado oficialmente que el regreso a clases será de manera virtual, pero aun así padres de familia me han buscado para manifestarme su preocupación y su inconformidad ante los pagos que ya les están requiriendo las escuelas de sus hijos, para apartar o comprar el paquete de útiles escolares, libros, uniformes y hasta cuotas deportivas y de uso de laboratorios”, alertó Cienfuegos.

  

El elgislador manifestó que es urgente que las instituciones educativas privadas den cumplimiento al acuerdo que establece las Bases Mínimas de Información para la Comercialización de los Servicios Educativos que Prestan los Particulares.

 

“Existe un Acuerdo federal publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de octubre de 1992, aún vigente, que ordena muy claramente que los prestadores de servicios educativos están obligados a no exigir libros, útiles escolares y vestuario nuevo. Sólo podrán requerir que los libros correspondan a ediciones actualizadas y que los útiles y vestuario conserven un estado adecuado para el desarrollo de las actividades escolares”, señaló.

 

Cienfuegos, también informó que el acuerdo intersecretarial establece que los colegios privados tienen prohibido exigir pagos o cuotas adicionales a la colegiatura para tener acceso a las actividades de enseñanza o prácticas deportivas dentro del horario ordinario de clases, por lo que, al no existir dichas clases de forma ordinaria, tampoco se deberían exigir pago alguno.

 

“Confío que no todas las escuelas privadas estén llevando esta mala práctica, y las que sí, no hay entendimiento para que en estos momentos de crisis de salud y económica estén siendo cuadrados en sus decisiones presupuestales. Pido a la PROFECO Nuevo León que haga valer el Acuerdo y sancione como corresponda”, enfatizó Cienfuegos.