Pandemia de Coronavirus encarece servicio a domicilio y restaurantes abusan en los costos

260
FOTO: Food Delivery

A pesar de que la crisis económica derivada del Coronavirus, perjudicó los ingresos del sector restaurantero y hoy apelan a la solidaridad de los neoloneses, estos negocios y las Apps para “servicio a domicilio” están abusando en los costos de envión que manejan.

Hace más de un mes el presidente de la Cámara de Restaurantes y Alimentos Condimentados en la entidad, Jorge Moeller Villarreal había asegurado que se implementarían ofertas para que los regios ocuparan con mayor frecuencia el servicio a domicilio y así lograr mantener en funcionamiento las cocinas, salvando de la quiebra a cientos de establecimientos.

Sin embargo, estas ofertas no se han reflejadas por ninguna parte y tanto el costo de los envíos como de los mismos alimentos es más caro, que antes de la pandemia.

Monterrey Informa solicitó el apoyo de los internautas para recabar testimonios sobre este fenómeno y al menos llegaron mil casos distintos de la Zona Metropolitana de Monterrey; personas que querían que se diera a conocer su amarga experiencia.

Después de la lluvia de aportaciones, el equipo editorial se dio a la tare de seleccionar algunos de los casos más emblemáticos para retratar de forma adecuada lo que está ocurriendo.

Adrián González de 38 años de edad y quien habita en el sector Cumbres de Monterrey, trató de ser solidario con el llamado de las autoridades a consumir el servicio a domicilio por lo que hace unos días pidió, de Corner Shop, una donas de Krispy Kreme que cuestan 254 pesos.

La sorpresa fue cuando al pagar la transacción le cobraron por el envío más de la mitad de lo que constaron las donas.

“Se me ocurrió pedir el postre para mi familia y nos gustan mucho las donas de Krispy Kreme, el problema es que están lucrando con el virus, porque me cobraron más de 159 pesos de envío y todavía quería propina el repartidor”.

Así como Adrián hay cientos o miles de ciudadanos que han tenido que pagar el sobrecosto en los envíos ya que las plataformas usan de pretexto el COVID-19 para encarecer el envío.

Karina es madre de familia y habita en el municipio de Guadalupe en el sector de Contry. Acostumbra a pedir el almuerzo a domicilio cada domingo, pero desde que se decretó la medida de aislamiento para prevenir el contagio la historia ha cambiado.

“Yo solía comprar el almuerzo todos los domingos y pensaba comprar más días de la semana con lo que está pasando, pero me sale más caro que antes. Por ejemplo, yo solía pedir tacos o barbacoa a través de Rappi, a lo mucho me salían 15 pesos de envió, pero ahora tengo que pagar 50 de envió, ó sea, es una orden más de tacos, eso no se vale, están abusando”.

Monterrey Informa también detectó casos de restaurantes que han modificado sus servicios y con el argumento del servicio a domicilio y la crisis sanitaria han subido los costos de sus platillos.

Por citar un ejemplo, está el Gran Pastor que ahora ofrece servicio a domicilio y drive thru, pero a un muy alto costo, ya que antes el cabrito completo costaba mil 800 pesos y en medio de esta crisis llegó a los 2 mil 195, supuestamente en “promoción”.

Estos son solamente unos cuantos ejemplos de una larga lista de experiencias negativas que están viviendo miles de familias de la metrópoli, quienes tienen que mantener el encierro, por orden de las autoridades, y ahora soportar los abusos de los restauranteros y apps de servicio a domicilio.