Ordena jueza que Jacuzzi use brazalete

102

Una jueza de Control resolvió ayer someter a proceso penal al conductor James Cándido Jacuzzi Andersen, luego de que el mes pasado chocó contra una ciclista, causó su muerte y huyó, en San Pedro.

La juzgadora mantuvo su postura de no imponer la medida cautelar de prisión preventiva solicitada por el Ministerio Público, y determinó que el inculpado enfrente el proceso en libertad.

Pero sí ordenó que al acusado se le coloque un brazalete electrónico en uno de los tobillos para ser monitoreado y evitar que salga del Estado mientras se desahoga el procedimiento.

Jacuzzi compareció a las 15:00 horas por videoconferencia, enlazado a la sala de audiencias desde el despacho de su defensor, y tras dos horas de debate se le vinculó a proceso por el delito de homicidio culposo agravado en perjuicio de Cristina Serna.

El ilícito se agravó porque el acusado huyó del lugar del choque ocurrido el 16 de julio a las 22:30 horas en Avenida Eugenio Garza Lagüera, en la Colonia Lomas de San Agustín, en San Pedro, por donde conducía a 80 kilómetros por hora.

El abogado de la familia, Fernando Martínez Huizar, comentó que la jueza concedió al Ministerio Público dos meses para que termine la investigación y decida si lleva o no a juicio al acusado.

Jacuzzi arribó alrededor de las 17:40 horas al Palacio de Justicia de Monterrey y se dirigió a la Unidad de Medidas Cautelares para que le colocaran el dispositivo, y salió unos cuarenta minutos después.

En la puerta de acceso al recinto judicial, familiares de la víctima y ciclistas realizaron una protesta desde las 15:00 horas con una manta y pancartas en las que exigieron justicia para Cristina.

A su llegada y al retirarse los manifestantes reclamaron a Jacuzzi la muerte de Serna y le gritaron asesino.

Además en la camioneta en la que se retiró le colocaron una cartulina con la leyenda: “La velocidad mata”, y le gritaron que no se le olvidara. (Con información de El Norte).