Liberará Parques y Vidas Silvestres a oso atrapado al sur de Monterrey

893

Un oso fue liberado por personal de Parques y Vidas Silvestres de Nuevo León, luego de que cayera en una atrampa que vecinos de la colonia La Toscana al sur de Monterrey, instalaran para su captura.

En el lugar se encuentran más de 8 veterinarios de la dependencia estatal, quienes necesitaron aplicar una doble sedación al ejemplar debido a que pesa 208 kilos y así lograr recolectar evidencias como muestra de sangre, pelo y colocar un arete de identificación para su análisis.

“En este momento se está colocando un arete en una de sus orejas, la intención de esto es estarlo monitoreándo, porque sabemos que el oso estará en esta zona. Si el oso es reincidente se vuelve a capturar y se le pondría algún dispositivo de localización y poderle dar otro tipo de manejo”, detalló el director de operaciones de Parques y Vidas Silvestres de Nuevo León, José Alfonso Rodríguez Rodríguez.

De acuerdo a Rodríguez Rodríguez, lograrán proceder a su liberación una vez que pasé el efecto de la anestesia, el cual puede durar hasta 40 minutos.

Cabe mencionar que la casa donde se hicieron los trabajos de liberación, se encuentra deshabitada, pero vecinos de la zona comentaron que a este plantígrado ya habían tratado de capturarlo semanas atrás.

“Ya tenemos varios años con estos animales en la zona, pero la gente les tiene miedo y pues los botes de basura los hacen bajar. No teníamos conocimiento que algunos de los osos se enferman por el plástico que comen junto con la comida, entonces aquí los veterinarios nos dicen que no es bueno dejarle alimentos porque se les atora en los intestinos… nosotros lo habíamos capturarlo la semana pasada, yo me traje una trampa para capturarlo, pero no duro un minuto en la trampa y la rompió como si fuera papel”, detalló el vecino Antonio Cantú.

Ante el avistamiento frecuente que se ha dado en Nuevo León de estos oseznos, Parques y Vidas Silvestres pidió a la ciudadanía que se comunique al 911 o buen directamente al organismo al número 20331200, para actuar de inmediato y no se ponga en riesgo la vida de la población ni la del oso.