En medio de protestas inician diputados periodo de sesiones

73
FOTO: Monterrey Informa

En medio de protestas y un cerco sanitario provocado por la pandemia de COVID-19, los diputados locales arrancaron este martes los trabajos del tercer año de ejercicio constitucional de la actual legislatura.

La sesión solemne dio inicio alrededor de las 11:30 horas, con la designación de la nueva Mesa Directiva que encabezará los trabajos desde hoy y hasta el próximo 31 de agosto.

Tal como lo había informado Monterrey Informa a través de su columna editorial El Ajedrecista, la nueva presidenta del Congreso del Estado es la diputada del PT, Lupita Rodríguez.

Un grupo de madres protestaron frente al poder legislativo para exigir que se respete el sistema educativo que llevan sus hijos con capacidades especiales, ya que la Secretaria de Educación, María de los Ángeles Errisúriz no ha respetado el modelo educativo acorde a los niños.

“tenemos una problemática desde hace más de un año, en la cual se ha cambiado la atención de nuestros hijos con altas capacidades intelectuales. La Secretaria de Educación nos ha variado el programa original del centro de alto rendimiento. Aun y cuando tuvimos un acuerdo con la secretaria se ha modificado”, detalló Efelina Velázquez mamá afectada.

Velázquez detalló que con estas modificaciones se están viendo afectados más de 500 niños y se están vulnerando sus derechos, por lo que piden la intervención del Gobernador Jaime Rodríguez Calderon.

A diferencia de otros años, cuando el arranque del año legislativo se hacía con toda la pompa política y con cientos de invitados, en esta ocasión, solamente se invitó a un representante del Poder Ejecutivo, al presidente del Tribunal Francisco Javier Mendoza, al titular del Poder Judicial, a un representante de la Séptima Zona Militar y al alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza.

Por acuerdo de los legisladores no se permitió el ingreso al pleno de otros invitados, asistentes, técnicos, personal del Congreso, ni medios de comunicación.

También se presentó un colectivo de maestros de la Universidad Tecnológico de Nuevo León para exigir servicio médico, y denunciaron despidos injustificados.