Centros de Salud rurales sin equipo adecuado para combatir el COVID-19

505
Este tipo de mascarillas está entregando la Secretaría de Salud a los Centros de Salud en municipios rurales.

Mientras diputados locales y funcionarios públicos acuden a eventos con cubrebocas  quirúrgicos o de muy buena calidad, médicos y enfermeras de zonas rurales de Nuevo León combaten el COVID-19 con mascarillas de pellón de una sola capa, que asemejan a servilletas de papel con hilos.

Monterrey Informa fue contactado por enfermeras del Centro de Salud Dr. Arroyo para expresar su preocupación por la falta de equipamiento médico adecuado para tratar pacientes con Coronavirus.

Para proteger la identidad de estos trabajadores de la salud, quienes han sido amenazados con ser despedidos si ventilan su deplorable situación, la redacción de este medio ha decidido cambiar el nombre de los inconformes y exponer la situación.

Mariana comentó que desde el día que inicio la contingencia sanitaria se pregunta si regresará a su casa sin estar contagiada de este virus mortal porque diariamente llegan al Centro de Salud decenas de personas con enfermedades respiratorias.

“Solo nos han brindado cubrebocas de una capa, jabón líquido y gel antibacterial es lo único en la Jurisdicción Sanitaria #8”, comentó esta trabajadora del Sector Salud nuevoleonés.

“Somos alrededor de 40 Centros de Salud y es el único material que nos han brindado, además la indicación es que solo al 10% de pacientes con síntomas se les hará la prueba PCR COVID-19”, mencionó.

El Centro de Salud en el que trabaja Mariana da servicio a municipios como Iturbide, Zaragoza, Aramberri, Mier y Noriega, además de Dr.Arroyo.

La mayor parte del personal de estos centros no cuentan con caretas faciales, suficientes guantes, batas desechables, además racionan las mascarillas.

“Nos hacen falta goggles o caretas, guantes suficientes, batas desechables, equipo para la población que hace el aseo del Centro de Salud. Equipo de limpieza como cloro, jabón, franela, no nos dan, ya que todo el material es raquítico y casi casi nos lo sortean, pero no nos podemos quejar porque la jefa toma represalias contra uno”, detalló.

A Mariana no le ha tocado aún salir en brigada a puntos de revisión, sin embargo, a sus compañeros y compañeras sí.

“Nos mandan a las brigadas sin equipo personal y ese material que se ve en las fotos es lo único que tenemos todas las unidades”.