Aseguran que Ema Huevo se encuentra en terapia intensiva

809

Una fuente allegada a la familia de Madeleyn, mejor conocida por su personaje de ‘Ema Huevo’, asegura que la presentadora de Tv se encuentra en terapia intensiva, tras ser internada por segunda ocasión en el Hospital Universitario.

Ver más: ‘Ema Huevo’ podría tener el Síndrome de Guillain-Barré

La persona informante mencionó que la situación de salud de ‘Ema Huevo’ empeoró y se encuentra bajo respiración artificial. Así mismo dijo que ‘algo’ en los pulmones de Madeleyn se había complicado.

View this post on Instagram

Besitos desde #EsShow ♥️

A post shared by Madeleyn Ainley (@madeeainley) on

Agregó que a la presentadora de Multimedios ya se le colocó una sonda con la cual se le administra el alimento y medicamento, Hasta el día de ayer ‘Ema Huevo’ podía hablar bien, y por la noche perdió el sentido del habla.

La presentadora de Es Show, ya llevaba un mes hospitalizada tras haber sido diagnosticada con el síndrome de Guillain-Barré.

El tratamiento de esta grave enfermedad tiene un costo de 35 mil pesos diarios, mismos que no se sabe cuantos podrían ser.

El último mensaje que posteó en su cuenta de Facebook antes de agravarse fue:

“Nunca había valorado tanto poder caminar, hacer ejercicio, ni siquera tomar un vaso de agua.Valoren porque hoy yo no lo puedo hacer en este momento”.

 


¿Qué es el Síndrome de `Guillian-Barré´?

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno poco común que hace que el sistema inmunitario ataque el sistema nervioso periférico. Los nervios del sistema nervioso periférico conectan el cerebro y la médula espinal con el resto del cuerpo. La lesión de estos nervios dificulta la transmisión de las señales. Como resultado, los músculos tienen problemas para responder a las señales del cerebro. Nadie conoce la causa de este síndrome. Algunas veces, es desencadenado por una infección, una cirugía o una vacuna.

El primer síntoma suele ser debilidad o una sensación de hormigueo en las piernas. La sensación puede extenderse a la parte superior del cuerpo. En casos severos, el paciente queda casi paralizado. Esto puede poner en riesgo la vida de la persona. Puede ser necesario usar un ventilador mecánico para ayudar con la respiración. Generalmente, los síntomas empeoran en un período de semanas y luego se estabilizan.

El síndrome puede ser difícil de diagnosticar. Dentro de los exámenes médicos posibles se incluyen exámenes neurológicos y una punción lumbar. La mayoría de las personas se recupera. La recuperación puede tomar algunas semanas o algunos años. El tratamiento ayuda con los síntomas y puede incluir medicamentos o un procedimiento llamado intercambio de plasma.